Anterior

ⓘ Francisco Javier Hernández (jesuita)




                                     

ⓘ Francisco Javier Hernández (jesuita)

Tras estudiar tres años de filosofía, entró en la Compañía de Jesús el 20 de diciembre de 1736 en Tarragona. Allí hizo el noviciado y estudió letras 1736-1740. Tras un año de enseñar en el colegio de Calatayud, hizo cuatro años de teología en Valencia 1741-1745. Hernández pasó luego nueve años enseñando letras y filosofía en Calatayud y en Teruel 1745-1754, y luego otros nueve en Zaragoza 1754-1763, donde destacó como predicador. Fue rector del colegio de Calatayud desde octubre de 1763 a enero de 1765, y luego pasó la residencia de esta villa, donde lo cogió la Expulsión de los jesuitas de la Corona española 1767.

Compuso un exitoso manual de ejercicios espirituales, El alma victoriosa de la pasión dominante por medio del examen particular de la conciencia, de los exercicios cotidianos y práctica de las devociones Valencia, 1758, que en realidad es un último exponente del género tardomedieval de las ars bene moriendi. Alcanzó siete ediciones en poco más de cuarenta años. Sin pretender originalidad, Hernández trata de vivificar los hechos cotidianos proponiendo medios espirituales sea por la intención, sea por ejercicios prácticos de devoción. Se destacan en especial los capítulos sobre la rectitud de intenciones, sobre la conformidad con la voluntad de Dios cap. 12, p. 80-86, sobre la presencia de Cristo sufriente cap. 14, p. 94-97. La segunda parte de la obra ofrece una serie de oraciones p. 115-260.

El filólogo y medievalista Ángel Gómez Moreno vio ciertos paralelismos ​

                                     

1. Obras

  • El alma victoriosa de la pasión dominante por medio del examen particular de la conciencia, de los exercicios cotidianos y práctica de las devociones, obra utilísima que consagra al apóstol de las Indias S. Francisco Xavier., Valencia, 1758; Madrid: Ibarra, 1759; Barcelona: Juan Francisco Piferrer, s. a.; Valencia: José y Tomás de Orga, 1777 y Madrid, 1777; Madrid: Benito Cano, 1789; Barcelona: imprenta de Pablo Riera, 1860.
  • Certamen oratorio poético, 1758.
  • Incendio de amor a Jesús Sacramentado. Oraciones devotas y actos., Einsiedeln, 1899 atribuida
  • Certamen oratio poetico, Calatayud, Gabriel Aguirre, 1746.

Los usuarios también buscaron:

...
...
...