Anterior

ⓘ Peque (Zamora)




Peque (Zamora)
                                     

ⓘ Peque (Zamora)

Peque es un municipio y localidad española de la provincia de Zamora, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Perteneciente la comarca de La Carballeda, su casco urbano cuenta con una ermita que ofrece la particular visión del renacimiento en la localidad y una iglesia parroquial. Ambas presentan un notable contraste entre la amarillenta piedra de su fábrica y su tejado de pizarra oscura.

                                     

1. Geografía

Peque es un municipio de la provincia de Zamora, dentro de la comunidad autónoma de Castilla y León. Se encuentra situado a 850 metros de altitud sobre el nivel del mar y a 90 kilómetros al noroeste de la capital de la provincia, perteneciendo la comarca de la Carballeda.

Limita con las localidades de Santa Eulalia, Valleluengo, Donadillo y Otero de Centenos; y con los municipios de Molezuelas, Villalverde, Justel y Muelas.

Su relieve es irregular, generalmente llano, con pequeñas colinas y vaguadas, siendo el punto más alto el Castro que tiene 994 metros de altitud.

Sus tierras están regadas por los ríos Ribera y Negro, nacidos respectivamente, El Ribera en la sierra de Vega del Castillo y el Negro en el Pico de Peñanegra que tiene 1500 metros de altitud, por lo que es rico en agua, manantiales, fuentes, humedales, arroyos y lagunas, por ello en su escudo figura el color azul, símbolo del agua.

La principal fuente de riqueza de sus habitantes proviene del sector primario, la agricultuta y la ganadería, adaptadas al terreno y al clima de la zona, destacando los cereales, patatas y productos de huerta, así como ovejas, cabras y vacas. Igualmente hay abundancia de pinos, robles y castaños, por ello en su escudo figuran dos robles de color verde.

Posee además un parque principal la entrada del pueblo, en el que hay columpios para los niños; un parque biosaludable en la laguna situada al final del pueblo, en el que hay columpios para hacer ejercicio para las personas más mayores; una gran era al final del pueblo para jugar al fútbol y una pista de futbito la entrada.

En sus bosques abundan todo tipo de animales: lobo, jabalí, corzo, zorro, liebre y perdiz. Existiendo un coto de pesca y un vivero de alevines de trucha en el río Ribera trucha la sanabresa, por lo que en su escudo figura una trucha en color azul, como símbolo de riqueza.

                                     

2.1. Historia Prehistoria y Edad Antigua

Si bien se desconoce su origen, la zona ya estuvo habitada en la antigüedad, existiendo un castro de la Edad de Hierro entre Peque y Otero de Centenos. El castro estuvo habitado por los astures a quienes servía como baluarte ante las incursiones de los romanos, hasta que fueron conquistados entre los años 27 y 19 antes de Cristo.

Sus habitantes fueron hombres libres, pero no eran ciudadanos romanos, que trabajaron en las explotaciones mineras en las cercanas Médulas.

Con la romanización se hicieron asentamientos en las llanuras y en las riberas de los ríos, por lo que es posible que surgiese un núcleo de población a orillas del río Ribera.

                                     

2.2. Historia Edad Media

La actual población parece ser que tiene su origen con la reconquista por las tropas cristianas, alrededor de los siglos IX o X, ya que durante la dominación musulmana la zona quedó prácticamente despoblada. En una primera etapa los nuevos núcleos de población quedaban bajo el dominio de un monasterio, en este caso pudo quedar bajo el de San Esteban de Nogales o el de Santa María de Moreruela. En esta época, Peque quedó integrado en el Reino de León, cuyos monarcas acometieron la repoblación del oeste zamorano. ​

En el diccionario de Madoz, a mediados del siglo XIX, figura que Peque tenía 100 casas y contaba con 90 vecinos, unas 360 personas, destacando la cantidad de vecinos que se dedicaban al comercio y la arriería.

                                     

2.3. Historia Leyenda del origen de Peque

Al no haberse conservado un documento que corrobore con exactitud la fundación de Peque, existen entre los vecinos leyendas sobre su origen. Así, se dice que procede de la unión de tres territorios que se adhirieron a un antiguo Peque. Cuentan que hubo como una especie de reto en el que Peque apostó con el pueblo de Otero de Centenos para quedarse con los tres territorios. Esta apuesta consistía en coger un Santo llamado San Germán que estaba en el castro que delimita ambos pueblos, el pueblo que antes se levantara y lo cogiera se quedaba con el Santo y con los territorios. Finalmente fue Peque quien lo cogió, y por ello en la actualidad hay una fiesta en honor a este Santo la fiesta de San Germán.

                                     

3. Servicios y comunicaciones

Los servicios de los que dispone el pueblo son: consultorio médico dos días la semana, autobuses de lunes a viernes para viajar a Mombuey, Zamora o Benavente, una zona wifi en el ayuntamiento, una tienda y dos establecimientos hosteleros.

Se puede acceder al pueblo desde la N-525, por la carretera local que sale en la venta llamada El Empalme; y desde la comarcal que va al pueblo de La Bañeza León, por la carretera local que sale en el cruce de Muelas de los Caballeros.

                                     

4. Patrimonio

El principal edificio de la localidad es su iglesia parroquial dedicada la Santísima Trinidad. De estilo renacentista, construida sobre unos restos de una románica de los siglos XII, que a su vez se edificó encima de una basílica visigótica. Consta de tres naves y está presidida por un retablo barroco.

En su piedra figura grabado un lobo, que figura como elemento distintivo de la localidad en su escudo.

Posee además una ermita llamada Ermita de la Santísima Trinidad, tres molinos, llamados: "El Fresno", "Quemado" y "Riberina" y un puente de la época románica llamado Puente Oterino, además de otros más construidos en la actualidad.

Todavía quedan restos de casas antiguas, construidas con adobes, en cambio las actuales casas están hechas de diferentes materiales y tienen diferentes formas y tamaños, posee además numerosos pilones que servían de abrebaderos para el ganado y antiguas fuentes de piedra, además de algunas actuales entre las que se encuentra la del parque principal.



                                     

5. Fiestas

Las fiestas patronales son el cuarto domingo de septiembre, en que se celebra la fiesta de Nuestra Señora de la Consolación, ​ cuya imagen venera en su ermita, de la que ya existía una cofradía en el año 1698.

Esta fiesta se celebra con una novena durante nueve días, dos misas con procesión, juegos y entretenimiento para todos los espectadores el viernes, el sábado y el domingo por la noche tienen lugar las verbenas.

Además, en la jornada del sábado se celebra una ronda por todo el pueblo con el objetivo de buscar financiación para la fiesta. Todo ello acompañado de la música de los ilustres "Gaiteros Colino".

También se celebra la Santísima Trinidad, que es siete semanas después del domingo de Pascua y San Germán.