Anterior

ⓘ Simón de Camargo




                                     

ⓘ Simón de Camargo

Simón de Camargo fue religioso de la Orden de la Santísima Trinidad, en la que ocupó los oficios de Ministro Provincial de Castilla, Vicario General vitalicio en Castilla, Aragón y Portugal, Redentor General, capellán de Juan II de Castilla, Enrique IV de Castilla y los Reyes Católicos. En quince años realizó más de veinte redenciones.

                                     

1. Notas biográficas

Simón de Camargo nació en Burgos, aproximadamente el año 1415. De sus primeros años y procedencia solo tenemos datos imprecisos, el primero conocido es su ingreso como novicio trinitario en el convento de Burgos, su ciudad natal. Todos los datos que tenemos de él se deben a referencias en documentos, más de 43, que van desde 1440 a 1476 y que se conservan en el Archivo Histórico Nacional de Madrid. ​ lo describe con el busto de fr. Simón en la parte superior, con un birrete negro que solía llevar en vida, un báculo y una bolsa con monedas. Delante aparecía, en el centro, un ángel con dos cautivos, a un lado Camargo con su barrenillo y al otro un rey moro. Al pie del ángel se podían leer estos versos:

                                     

2. Redentor de Cautivos

El 23 de noviembre de 1462, siendo Ministro de Burgos, obtuvo de Enrique IV de Castilla la ratificación de un privilegio para demandar limosnas en favor de la redención de cautivos que había obtenido de Juan II:

Siendo Ministro Provincial, obtuvo el 22 de noviembre de 1476 un privilegio real de protección para hacer la visita a las casas trinitarias para favorecer la redención de cautivos y la santa limosna para la misma. En una escritura auténtica de 1588 se habla de un libro conservado en el Archivo de la Casa de la Santísima Trinidad de Burgos, encuadernado en cuero blanco y comenzado a escribir el 18 de junio de 1461, donde se asentaban gastos efectuados por fr. Simón de Camargo, Ministro Provincial de la Orden, capellán del rey y ministro del dicho monasterio de la Santíssima Trinidad de Burgos, afirmando haber realizado ya doce redenciones. ​ Son las únicas referencias contemporáneas que se conocen sobre su labor redentora, que dejó una huella muy marcada en las generaciones inmediatas. En el pleito entre trinitarios y mercenario sobre las limosnas y legados celebrado en 1524 en Valladolid, la undécima pregunta dice así:

                                     

3. Fuentes bibliográficas

  • Bonifacio Porres, Libertad a los cautivos, Córdoba 1997.
  • Francisco Vega y Toraya, Crónica de la Provincia de Castilla, León y Navarra del Orden de la SS. Trinidad. Madrid 1720-29

Los usuarios también buscaron:

...
...
...